19th Ave New York, NY 95822, USA

The Prom: from my view

The Prom fue el último musical que fui a ver en el viaje. Para serles honestos, entré a la sala sin tener ni siquiera oír la primera canción del soundtrack. No me había acercado al material más allá de la presentación en Macy’s donde por primera vez en la historia hubo un beso entre dos chicas durante la transmisión del parade de Thanksgiving.

Sabía que era con una comedia, que trataba sobre una chica que quería ir con su novia al prom – o el baile de graduación en español-, y que era la opción que estaba sonando como ganador de Mejor Musical en los Premios Tony. Además, tengo una debilidad por musicales con lineas gráficas diferentes, y así entré al Langacre Theater como un alma libre. (Este teatro está frente al de Hadestown, así que digamos que fue también una cuestión de no querer dar US$250 por la última fila de al frente)

Les cuento que me sorprendió más de lo que esperaba. La coreografía y las luces le daban un elemento juvenil diferente a lo que he visto. Ese final del primer acto fue uff. Demuestra que solo con las luces podemos romper espacio y tiempo en el escenario. Eso sí, aprendí mi lección de no ir a musicales para teens. ¿Acaso ya me puse vieja? ¿O es que los adolescentes de ahora son más intensos?

Súper graciosa. De mis personajes favoritos eran Dee Dee Allen (Beth Leavel) y Barry Glickman (Brooks Ashmanskas), dos estrellas en un Broadway imaginario que fracasan en su última producción, y necesitan hacer algo comunitario para poder limpiar su imagen. Revisan en las noticias sobre la joven Emma (Caitlyn Kinnunen) a quien le cancela su baile de graduación por querer ir con su novia, Alyssa (Isabelle Mccalla) quién en hija de la presidenta del PTA. So yeah, dramas de adolescentes con un poco de #zazz.

Mi canción favorita fue “We Look to You“, donde hasta una lagrimita me salió. El profesor de la escuela, Mr. Hawkins (Michael Gent) le canta a Dee Dee lo importante que son las personas de Broadway en su vida. Me sentí bastante identificada al contar el por qué va de Indiana a Nueva York a sentirse diferente. Aquí está una de mis frases del 2019; “A distraction is momentary. An escape helps you heal”. Si tienen tiempo de escucharla, entenderán lo que sentimos algunos isleños como yo cuando estamos en Broadway.

Por lástima, The Prom es de los musicales que sufre el no ganar algún Tony. Su último performance es en Agosto 11, pero para otoño del 2020 el director Ryan Murphy traerá la historia a las plataformas de Netflix. Meryl Streep, Nicole Kidman, James Corden, y otras personalidades contarán sobre las injusticias que enfrentan las adolescentes de la comunidad LGTB+.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario