19th Ave New York, NY 95822, USA

Mi primera Traviata en vivo

La Traviata es de las óperas más famosas de Verdi, presentada por primera vez en 1853 en Venecia. Es de las óperas más presentadas en todo el mundo, y aunque no sepas nada de ópera tal vez sientes que el nombre te suena un poco.

Por si no sabes de qué trata La Traviata, aquí te dejo un resumen:

La historia comienza cuando Violetta y Alfredo se enamoran en una fiesta y deciden irse a vivir al campo. Luego de tres meses, a Alfredo le dicen “wei ya cortaron la luz ven a pagar” y él regresa a la ciudad. El padre de Alfredo va al campo y le dice a Violetta, “mira, mi hija no se puede casar si mi otro hijo sigue contigo“. Entonces Violetta le da banda a Alfredo, aunque ella realmente lo ama (ok que pendeja). Meses después, en otra fiesta Alfredo estaba de racha y ganó varias apuesta y le dice a Violetta diciéndole “te di banda de camión” y le tira dinero en la cara. Violetta se desmaya, y cómo eso se considera una falta de respeto a las mujeres el coro le dice a Alfredo “con el lápiz no” de forma dramática. El padre de Alfredo pasa vergüenza y le dice que tiene que volver con ella. Al final se encuentra Violetta en una cama ya que (spoiler) tiene tuberculosis. Alfredo llega a pedirle su amor de vuelta pero ya es demasiado tarde, y pasa lo que nunca pasa en ninguna ópera: ella se murioooo.

Película Pretty Woman, escena en La Traviata

Pues ya sabes un poco sobre la historia, te cuento que durante 3 días se presentó esta ópera en el Teatro Nacional Eduardo Brito, a mano de Ópera RD. Con una orquesta dirigida por José Antonio Molina, producida por Fidel López, y dirigida por Eduardo Villanueva.

Les cuento que aunque he visto varias versiones de forma digital, realmente nunca había tenido la oportunidad de verlo en vivo (I know, what a shame). Esta versión de La Traviata estaba basado en Santo Domingo en el año 1955, por lo que el primer acto era en un salón de fiestas inspirado en el Hotel Embajador, el segundo acto era en San Pedro de Macorís, luego regresa a un salón de baile, y el tercer acto era en el Hospital Padre Billini. Un concepto bastante interesante ya que realmente La Traviata es una ópera que puede establecerse en cualquier parte al ser el amor un lenguaje universal.

Coro de La Traviata. Foto: Fuente Externa

Con dos elencos de personajes principales diferentes (uno dominicano y uno extranjero), me tocó la dicha de ver el elenco dominicano. La dominicana Nathalie Peña-Comas encarna a Violetta, el costarricense David Astorga en el papel de Alfredo y el venezolano Pedro Carrillo en el mamella de Giorgio Germont (el padre de Alfredo).

También se encuentran Pura Tayson como Flora Bervoix, Sibelle Márquez como Aninna, Otilio Castro como Gastón, Keny Gómez como Douphol, Eduardo Mejía como D’Obugony, Eddison Féliz como Giuseppe y Alberto Durán como Doctor Grenvil.

¿Por qué deberías ver La Traviata en vivo al menos una vez en tu vida?

Además que por cultura general La Traviata es de las óperas por decir más usuales por ver. La Traviata, La Boheme, Carmen, y demás, son clásicos que todo el mundo debería ver al menos una vez en su vida. Esta ópera aunque es en italiano, tiene frases sumamente románticas que deberías oírlas en vivo para que te lleguen al corazón. Verdi estrenó esta pieza hace casi 200 años, y vemos que sigue siendo el mismo sentimiento cuando conocemos a una persona que tal vez es el amor de nuestras vidas. Cuando nos damos cuenta que no sabemos cómo habíamos vivido sin conocerla, cuando nos sudan las manos, cuando nuestro corazón se acelera, cuando solo pensamos en esa persona y hacemos cualquier locura por ella, eso, es el amor que le tenía Alfredo a Violetta. Es por esto, que cuando él la conoce, le dice lo siguiente:

Un dì, felice, eterea, 
Mi balenaste innante, 
E da quel dì tremante 
Vissi d’ignoto amor. 
Di quell’amor, quell’amor ch’è palpito 
Dell’universo, Dell’universo intero, 
Misterioso, Misterioso altero, 
Croce, croce e delizia, . 
Croce e delizia, delizia al cor.
Un día, feliz, etérea,
apareciste enfrente de mí,
y desde entonces, temblando,
Vivo de amor desconocido.
De aquel amor que es
latido del universo, del universo entero,
Misterioso, misterioso y orgulloso,
cruz, cruz y delicia
cruz y delicia, delicia en el corazón.

En fin, La Traviata es puro amor del siglo XIX, que todos deberían verlo en vivo. Si aún tienes dudas, te dejo este video por Pavarotti que seguro reconoces:

Entradas relacionadas

Dejar un comentario